Diario de Talab Aleilm

Talab Aleilm

Día 4

Llegamos a Bucarest donde ayudamos a esconder a una esclava de sus captores y de un comprador interesado en ella. Al reunirnos con el príncipe vampiro acepté en convertirme en uno de ellos y de esta manera ayudarlo a construír un castillo en la frontera del país. Fuimos asaltados y atacados en el camino, pero rescatados por un benefactor, el cual nos brindó recursos para llegar a nuestro destino, donde encontramos a presonas en busca de tabillas y escritos antíguos que quería el príncipe

Día 4.1

Al intentar adentrarme al bosque circundante para encontrar un vampiro, terminé por perderme en el mismo. Pude rastrear una cueva en la cual al parecer había alguien, el cual cerró la entrada y con quien entablé batalla en la oscuridad, perdiendo debido a la desventaja que se presentó. Esta persona conocía a mi sire, por lo que las mentiras que le dije no funcionaron, así que diplomáticamente me disculpé y decidí convertirlo en aliado y en alguien en quien practicar mis habilidades, además de aprender sus habilidades vampíricas y tomarlas para mi. Luego de practicar con ciervos el cómo inmovilizarlos sin causarles daño, probé este modo de combate con el gangrel, lo cual funcionó bastante bien. Regresé al castillo para continuar con la búsqueda de las tablillas

Día 5

Luego de encontrar las tablillas y unos manuscritos muy antíguos en la sala, los cuales no podían ser manipulados por su antiguedad, decidimos llamar a un espíritu del conocimiento para que nos pudiera ayudar con ello. Este espíritu nos indicó que este conocimiento era prohibido, pero lo conoceríamos a su debido tiempo. Ya con el proceso de construcción del castillo, el cual debería estar listo para invierno, tuvimos una enorme cantidad de retrasos logísticos, por lo que estuvimos austeramente manteniéndonos concentrados únicamente en esta obra, la cual de todas maneras seguía presentando retrasos imprevistos. Cuando llegó el culpable de estos retrasos, nos ofreció ayuda y recursos a cambio de un favor para el futuro, por lo cual tuvimos que aceptar. Con mi sire en la fortaleza, nos premiaron a mi compañero y a mi con 2 ciudades para gobernarlas, además de que pedí el dominio de este paso fronterizo para nosotros

Día 6

Luego de recibir la orden de irnos a España para detener un ritual de destruir el sol, nos fuimos todos en barco comercial. Al momento de ir a buscar el cáliz, tuvimos que pasar antes a presentarnos ante la sultana. Luego de cubrir todos los preparativos fuimos a la catacumba para buscar refugio, fuimos por un sujeto que tenía información al respecto, por lo que mi amigo llamó un espíritu a cambio de la ubicación. Al ya tener a la persona que entregó el cáliz, lo llevamos ante la sultana para ejecutarlo. Llegó una persona a difamar a la sultana.

Diario de Talab Aleilm

La Crónica de las Edades Stoltverd alejococuy